Risto se enamora de la voz de Poupie y le quita la silla a Mª Jesús para sorpresa de todos