Poupie, una francesa con acento canario, hace que Risto lo tenga claro: "Por supuesto que es un sí"