Carlota no puede decir ‘sí’ a Pedro