La columna de Mónica podría no aguantar la presión del niño