Pablo, a Ulises: "Sabes lo que daría yo por que estuviera despierta unos minutos al día"