Ricardinho, también un crack enseñando a los niños a jugar al fútbol sala