El trallazo de Raúl Campos, imparable para el Barça, lleva a los murcianos a la final (1-0)