El 'paraíso' recibe una visita muy especial