Su pasión es cuidar de las personas mayores y Argal ha hecho realidad sus sueños