Jorge Javier sufre con la actuación de Álex, un tatuador que se cose en directo