José hace disfrutar al público y a Jorge Javier pero para Risto “se podía haber quedado en casa”