Svetlana sorprende y hace una caricatura de los jueces… ¡con arena!