El mensaje de ‘Bat the beat’ no es suficiente para convencer a Risto, que se arrepiente de haberles dado el pase de oro en las audiciones