La enfermedad de Daniela (8 años) no le impide triunfar como Petruska la trapecista