Su poca experiencia al piano provoca que Mark Dayle no brille sobre el escenario