Jürgen Slowing, la maravillosa actuación que gana la apuesta de Edurne