Jorge Javier Vázquez sube a abrazar a Belsech tras ver su emotivo baile