La dedicatoria más sincera de Risto Mejide a Edurne, que acaba entre lágrimas: “Has ido creciendo y me has superado”