Shado deja las carteras y con los ojos vendados y de espaldas...¡Adivina los objetos del público!