'Leblond' consigue dar guerra hasta el final