Berta regala al jurado un panel de cubos de Rubik con sus caras