Jonas Molbeck cambia su 'gallino' por una minúscula armónica