Shameless, las más peques de la primera semifinal de Got Talent