Lleno de lentejuelas y abalorios, Santiago León se sube al escenario