Sindi y Pepe, ¿más que amigos?