Los concursantes, destrozados con la salida de David