Un bizcocho hace estallar la guerra en 'GH'