David, muy emocionado en la final