La mayoría de la casa de 'Gran Hermano' arropa a una Paula desconsolada