Alain, a Bárbara: "Me alegro de que por fin hayas reconocido que me llamaste mueble"