Bárbara, a Clara: “Señorita es lo más bonito que te puedo decir”