Miguel, más sincero y liberado que nunca: "El corazón es lo más bonito que tenemos"