Alain descubre 'el lado oscuro' de Meri