Meri y Laura, en un mar de lágrimas tras una carta muy especial