Bea, a Fernando: “Eres un bien queda”