Bárbara: “Pablo se tiene que quedar”