Los concursantes estallan por una lata de atún