Bea no puede contener las lágrimas después de recibir una emotiva sorpresa de Rodri