Miguel, a Miriam: “Me has demostrado que no eres la mujer de mi vida”