Desi y Álvaro, la extraña pareja