Igor: “Miriam, déjate llevar por lo que has sentido y no por lo que has visto”