Hugo no descuelga el teléfono para recuperar el gimnasio y el jardín