Uno de los motivos de Laura para abandonar la casa tiene mucho que ver con Miriam