Nerea tiene que pedir perdón a Bea después de llamarla “Naranjita podrida”