Alba entra en la casa de Guadalix para salvar a Laura de las nominaciones