La mayor lucha por la comida: golpes y caídas a cambio de seis bolsas de patatas