Los concursantes alucinan al descubrir los porcentajes ciegos, todos menos PIlar