Las decisiones con las tentaciones vuelven a poner la casa en pie de guerra