Del ‘edredoning’ al ‘gabaldoning’: Así vive Christian G. la pasión desenfrenada (de otros)