Y al final llegó el dramático momento: ¡A Yangyang se le cae el diente!